Jaime Laguna Berber

En Chile desde antes de la toma de Salvador Allende con la Unidad Popular de orientación abiertamente socialista, un grupo fascista se fue formando: el Frente Nacional Patria y Libertad que utilizaba como símbolo una Araña Negra remedaba la esvástica de los nazis.

Patria y Libertad, conocida también como la Araña Negra, tenía influencia en varios sectores sociales. sobre todo, en las clases altas y medias altas en donde el socialismo se veía como un ataque a sus privilegios y condiciones de vida; el programa socialista de Salvador Allende aún y con lo moderado que pudiera considerarse, era un directo enfrentamiento con los monopolios. La Araña Negra realizó diversas actividades en contra del gobierno de la Unidad Popular trabajando para su desestabilización y preparando el terreno para que el ejército con el apoyo de Estados Unidos diera un golpe de estado el 11 de septiembre de 1973. La Araña Negra antes del golpe de Estado, junto con otros grupos de similar corte fascista, promovían protestas, especialmente en los sectores sociales más acomodados económicamente en donde aparecieron los famosos cacerolazos que organizaba la derecha en contra del régimen. La misma derecha a través de la Araña Negra inició ataques en contra de la infraestructura pública e incluso de militantes de la Unidad Popular.

La estrategia desestabilizadora de la burguesía imperialista en Chile operó a nivel nacional e internacional hasta preparar las condiciones del golpe de Estado un once de septiembre de 1973. Aparte de las acciones de provocación física apareció el uso del rumor como estrategia. Vale recordar que el rumor como arma no es la propagación de un chisme sino una acción desestabilizadora con una fórmula matemática del uso de la técnica de donde se comprueba que su aparición y uso nunca son actos fortuitos. Sin duda una de las razones del triunfo de AMLO en las recientes elecciones radica en la amplitud de las alianzas que realizó; sin ellas, en mi opinión, difícilmente hubiera alcanzado sus notables resultados. En su abanico de alianzas se reunieron tanto sectores de la extrema derecha declarada como el Grupo Yunque de orígenes ultramontanos pasando por la derecha evangélica del PES y hasta llegar a diversos líderes de opinión y de izquierda de diversas cualidades y matices.

A pesar del conglomerado de fuerzas sociales reunidas por AMLO esto no significa que los sectores de la clase en el poder más importantes necesariamente estén de acuerdo con el gobierno en donde otros sectores de la misma clase burguesa están participando. El refrán mexicano dice que a quien dos amos sirven con uno queda mal; y el gobierno de la autodenominada cuarta transformación al intentar quedar bien con todos provocará desencuentro de diversos niveles entre las diversas clases que lo apoyan. Sin duda los sectores mas reaccionarios de la oligarquía están más interesados en un progresivo desgaste de lo que pudiera denominarse coalición Juntos Haremos Historia; para esto deberán aprovechas todos y cada uno de los errores y pifias de todo lo que representa la nueva coalición en el gobierno, y las evidentes contradicciones de sus acciones conforme el tiempo vaya transcurriendo. La ilegal licencia autorizada a Manuel Velazco para seguir con su cacicazgo en Chiapas, su dubitativa política respecto del nuevo aeropuerto, el absurdo ecológico del nuevo tren propuesto, a lo que seguirán sumando una tras otra pifias y traiciones.

El lunes tres de septiembre fue reprimida una protesta estudiantil por grupos de choque provocando la natural respuesta de miles de estudiantes en diversas escuelas y el clamor social de condena que no alcanza a definir bien a bien a los autores. Me llama la atención entre otros sucesos que en la movilización de protesta realizada el cinco de septiembre en donde miles de estudiantes solidariamente se manifestaron apareció un grupo de encapuchados sedicientemente anarquistas que realizaron acciones en contra del transporte público. En entrevistas posteriores publicadas en medios algunos los llamados porros manifiestan que sus acciones van encaminadas a defender a la UNAM y a los universitarios. Los anarquistas insurreccionales señalan que sus acciones están dirigidas a protestar por las agresiones sufridas por otros estudiantes. Los objetivos de los porros, así como sus patrocinadores aun no quedan muy claros; en el caso de los anarquistas insurreccionales en diversas notas periodísticas han señalado que su objetivo es que se provoque a la policía para que reprima a los manifestantes y se despierte un movimiento insurreccional. Me parece que más allá de la existencia de verdaderas ideologías atrás de las fuerzas que se han subido al escenario aparecen preocupantes coincidencias entre los fines inmediatos en la presente coyuntura.

Para los seguidores de AMLO de frente a toda la coyuntura a nivel nacional y sobre todo a las pifias de MORENA debe guardarse silencio, toda actitud crítica hacia ellos resulta sospechosa y exigen silencio. En lo personal, solo aceptaré que me pidan callarme cuando este sepultado. Reivindico mantener una actitud crítica hacia lo que representa el ente llamado cuarta transformación debemos coincidir no en una actitud acrítica y de silencio; sino que debemos coincidir en la defensa de un proceso que evite la represión y sobre todo denunciar y aislar a las fuerzas provocadoras que buscan generar una situación de inestabilidad política para defender sus intereses económicos. Si un esquema de provocación como lo fue el de la Araña Negra logra sus resultados en México la dictadura o gobierno represivo afectara por igual a la mayoría de la población que votó por MORENA, así como a quienes sostenemos una actitud crítica. Sostengo que debemos defender el derecho de mantener una actitud critica frente a todo proceso social y que debemos coincidir para enfrentar a las fuerzas que quieren cerrar toda posibilidad de crítica y discusión; debemos aislar las tácticas de la Araña Negra.