Es el Fondo Nacional de Infraestructura, el lugar a donde va a parar el dinero que gana el gobierno con las casetas de cobro de todo el país y que supuestamente sirve para financiar el mantenimiento de carreteras y puentes federales, o al menos eso nos habían hecho creer el PRI y el PAN, pues resulta que no es así del todo.

Fue creado por Felipe Calderón nombrando inmediatamente a su compadre y amigo Benito Nemé como responsable de gestionar (desviar?) el dinero como director de CAPUFE.

El dinero del FONADIN se maneja como un fideicomiso totalmente opaco al cual ni siquiera la ASF tiene acceso, con reglas de operación hechas por ellos mismos sin el aval de ninguna institución financiera o de gobierno, para que les quede mas claro: peso que entra, peso que jamás vovemos a ver.

Durante el sexenio de EPN, el FONADIN tuvo varios movimientos de cientos de MDP a proyectos que nada tienen que ver con carreteras o puentes, por ejemplo: aportó $150 MDP a fondos de inversión de empresas como OHL (una de las favoritas de EPN) y BK Partners (de la que el Rey de España es socio), esta última usó el dinero para adquirir desarrollos turísticos, como el hotel de lujo MayaKobá (el favorito del gabinete de EPN), el vendedor fue casualmente OHL, es decir, EPN financió a ambas partes usando dinero del FONADIN, y no sólo eso, la cosa todavía se pone mejor cuando se descubre que el dinero se movió a través de paraísos fiscales en la isla de Malta. Otra movida que se ha hecho pública es la de 350 MDP que el FONADIN aportó discrecionalmente a un organismo privado llamado "fondo de infraestructura institucional", y a que no adivinan quien es el dueño? nada menos que la ratita milennial Marcos Gerard, nieto de carlos salinas de gortari. Este organismo privado participó con grupo HIGA (la otra empresa favorita de EPN) en la construcción del hospital HRAE Zumpango (que nunca se terminó) y la carretera Toluca-Naucalpan por la cual cobraron 2,700 MDP y que debió ser terminada en el 2015 pero al día de hoy sigue a medias.

Y así es como el FONADIN ha repartido miles de MDP a priistas de todas las épocas y sus familias, desde expresidentes, ex gobernadores, ex secretarios, miembros del grupo atlacomulco, etc. Por ejemplo: 350 MDP a TEYA (de hinojosa cantú, dueño de HIGA), 3,500 MDP para TelePeaje Dinámico (de Roberto Alcántara, amigo de felipe calderón y de hidelbrando zavala, quien a su vez subcontrató a una empresa extranjera para que hiciera el trabajo pagandole sólo 2,000 MDP, lo cual es un delito fiscal muy grave), Grupo financiero Interacciones (de Carlos Hank Rhon) rescibió 500 MDP, 1,300 MDP a grupo ICA (de socios de carlos Slim), 400 MPD a fondo EXI (de maro budebo, consejero de PEMEX), 500 MDP al fondo AINDACK18 (de fernandez gomez mont) y 5,000 MDP a diferentes empresas colaboradoras del NAICM. Otras empresas beneficiadas por cientos de MDP y de los cuales nunca se ha sabido si se ejercieron correctamente o en qué condiciones están los proyectos son: PINFRA, ALDESA (La del fraude del paseo express), PRODI y OMEGA.

Ahora con el cambio de gobierno, nos vamos enterando que no sólo se robaron el dinero, sino que además el FONADIN está en números rojos, y la deuda que arrastra es de aproximadamente $250 MIL MDP que como siempre, terminaremos pagando nosotros. Y por si fuera poco, entre las cuentas del dinero entregado por CAPUFE y las del recibido por FONADIN, hay 1,000 MDP de diferencia que nadie sabe donde están.

Así que la próxima vez que pagues peaje en una caseta, recuerda que estas colaborando para que algun puerco político multimillonario, lo sea aun más, gracias a todos estos fraudes y desvíos que PRI y PAN han venido haciendo descaradamente desde hace 10 años con nuestras carreteras.

Fuente: investigaciones periodísticas de la revista PROCESO y comunicados de la ASF del gobierno federal, enero 2019