Ahora en épocas de aguinaldos, les hago este pequeño obsequio; y así mitigar el frío. (Y por su bien, léanlo todo, que por huevones que no leen,es que el gobierno se los coge a diario).


Les presto mis ojos de contador:
El principio de la ley del ISR, es que toda persona (física o moral), que genere un ingreso, debe contribuir con un porcentaje de este ingreso, para el beneficio de país. O sea, si ganas lana, dale moche al gobierno.
Si eres persona moral (o sea, las empresas), pagas directamente a la federación tu ISR, con una tasa fija de 30% (pareja pa’ todos) y en base en tus utilidades (es decir, ingresos menos gastos). Y en el rubro de “gastos” entran uuuyy muchas cosas (los autos, la gas, los viáticos, compras de bienes, rentas, servicios, prácticamente casi todo que tenga un CFDI a nombre de la persona moral)!!! Y obvio, si la persona moral tiene pérdidas (es decir, que sus ingresos sean menores a sus gastos), pues no paga ISR. Bien paike!!!


Pero si eres persona física (o sea, los empleados), el ISR los pagas indirectamente a través de las retenciones que te hace tu patrón, y la tasa asciende (mientras más ganes, más grande la tasa), y puede llegar hasta el 35% (sip, la gente normal, cuyo objetivo de vivir en un México pedorro, paga más tasa de ISR [35%], que las empresas cuyo vano objetivo es generar riqueza {30%]). Pero no acaba ahí!!! Este 35% va aplicado, directito y sin vaselina, sobre los ingresos brutos, (no como las empresas, que pagan el 30% sobre ingresos menos gastos. Las personas físicas pagan el 35% directo sobre los ingresos)…… Ahora, si eres vivillo, a cierre de año puedes hacer tu famosa declaración anual de personas físicas, y rescatar algo de lo que te retuvieron durante todo el año. ¿Cómo funciona?. Pues básicamente le dices al SAT que te devuelva una porción del ISR retenido, en base a tus “gastos” que tuviste en el año. Espera, ya sé lo que estás pensando, piensas que es como las personas morales (o sea, que metes casi toooodos tus gastos en la declaración y el SAT te regresa el % de ISR proporcional retenido), pero noooooo!!!!. No es así! Cuando eres persona física hay muchas limitaciones para que tus gastos sean aceptados por el SAT como “validos o deducibles para persona física”. Por ejemplo: 1.- tienen que estar amparados por un CFDI 2.- Casi todos deben estar pagados con tarjeta o transfer (no efectivo) 3.-A diferencia de las personas morales, que meten chingos de gastos para disminuir su base de impuesto, (como ya les puse arriba, para una persona moral, la ley de ISR dice que el concepto de gasto es cualquiera que se haga con el objetivo de la operación del negocio…o sea, casi todo!), para las personas físicas la ley dice “pélatela” y como gastos aceptables entran un puñado de cosas (gastos médicos y hospitales, funerarios, escolares, pólizas de seguros de gastos médicos, los intereses de tu hipoteca, y ya, fue todo). 5.- y para acabarla de joder, estos gastos están topados de 2 formas (forma uno, algunos están topados hasta cierto monto por cada concepto de gasto. Y forma dos [si no te chingaron ya con la forma 1], la suma total de estos gastos no puede superar el 10% de tus ingresos totales del año). Como quien dice, si tienes la suerte de que el SAT te acepte tus gastos como “deducibles o válidos”, nada más te deja meter el equivalente al 10% de tus ingresos como gastos, y sobre el 90% remanente le tienes que pagar el 35% de ISR.

Ahora, deja le echo más sal a tu herida.
En el mejor de los escenarios, en cuanto a ISR, el gobierno te quita el 35% del 90% de tus ingresos. (digamos que ganas $100 x 90% x 35% = Te quedan para ti nada más $68.5). Recuerda este número…… Ahora, además, del ISR pagas 16% de IVA sobre la mayor parte de tus gastos (los cuales no son deducibles para el SAT), también pagas IEPS, pagas el predial a Municipio, pagas tenencia y refrendo al Estado, pagas cuotas de IMSS por un servicio médico. Entonces, de estos $68.5 pesos que te quedaban netos de ISR, cuanto te quedará restando el IVA, IEPS, predial, tenencia, refrendos e IMSS??? 40? 30?
Es de ahí que vienen los dos famosos dichos:
“De cada peso que ganas como empleado, la mayor parte se va en impuestos y menos de la mitad es para ti.”
“El gasto del país esta en hombros de la clase media asalariada”
Y luego, tu dijeras, no mames wey! Vivimos en un país de primer mundo!!!! Pero nel, la verdad es que más de la mitad de tu sueldo, se lo roban los políticos.